Huracanes y tormentas - peligro máximo

edupunto,caribe,huracan,tormenta,ciclon,peligro
Los fenómenos naturales como los huracanes y las tormentas tropicales son conocidos por su poder de destrucción. La ciencia y la tecnología se han unido para aprender de ellos y así poder protegernos ante una amenaza. 

huracan,tormenta,oleaje,inundacionEDUpunto.com contribuye con este trabajo de acercamiento a estos fenómenos para que las escuelas, estudiantes y profesores puedan tener una visión más amplia en su protección y la prudencia.

Los huracanes son uno de los fenómenos de la naturaleza más peligrosos.  En la costa el viento e inundaciones crean grandes daños y tierra adentro mientras que las lluvias provocan graves inundaciones.

La palabra huracán es originaria de los Mayas que llamaban así al dios del fuego, viento y de las tormentas.


"En el Pacífico occidental son denominados tifones, y en el océano Índico se llaman simplemente ciclones. No importa qué nombre se utilice, estas tormentas se cuentan entre los desastres naturales más destructivos."
Tarbuck, 2006


La República Dominicana y gran parte de las Antillas se encuentran en medio del trayecto natural de tormentas y huracanes.

Presentación: Huracanes y Tormentas más destructivos




Para medir la intensidad de los huracanes, los científicos y medios de comunicación usan la escala Saffir-Simpson.  El máximo poder destructivo lo tiene un huracán de categoría 5.  Pero un huracán de categoría 1 puede hacer mucho daño en las zonas vulnerables.

Los huracanes desarrollan 4 componentes de peligrosidad:


1 - OLEAJE
Las olas impulsadas por un huracán pueden alcanzar hasta 5 metros de altura. Estas olas son extremadamente peligrosas y devastadoras. Provocan muertes y destrución.

Cuando el ojo del huracán se acerca a la costa, provoca la elevación del nivel del mar acompañado de olas fuertes. Se las conoce como marejada ciclónica y aumenta aún más la peligrosidad tierra adentro.

Es peligroso colocarse en la costa a observar olas de tormentas. Muchas personas han perdido la vida porque las olas les arrastran, o son golpeados por piedras u otros objetos que saltan junto al oleaje.


2 - VIENTO
Para las familias que tienen viviendas de estructura ligera, el viento de una tormenta puede provocar la ruina total. Los vehículos ligeros pueden ser levantados por la fuerza de un huracán categoría 4 ó 5. Los vientos pueden abarcar una zona mayor que la del oleaje.

En 1979 el ojo del huracán David alcanzó tierra dominicana con vientos con más de 250 km/h. David fue clasificado como de categoría 5.


3 - TORNADOS
Antes o después de un huracán pueden aparecer fuertes tornados secundarios tan peligrosos como el fenómeno principal.

Después del paso del Huracán Georges se generaron varios tornados por varias horas y que destruyeron muchas propiedades y bienes.


4 - LLUVIA
Las lluvias torrenciales que acompañan a las tormentas tropicales y huracanes representan una gran amenaza por la gran cantidad de precipitaciones e inundaciones.

La lluvia se mide en milímetros, por ejemplo, una lluvia de 10mm indica que si el agua no se evapora quedaría una capa de 10 milímetros en el suelo plano. Aunque en los últimos años han mostrado variaciones, los lugares de mayor lluvia de la República Dominicana, indican unos 1900mm para todo un año. Un huracán puede traer 400mm de lluvia en sólo 24 o 36 horas.

Las crecidas de los rios, arroyos y cañadas pueden provocar muertes y gran destrucción.

Durante el año 1998 en el barrio Mesopotamia de San Juan, el huracán Georges inundó la cuenca del rio San Juan y esto arrasó con decenas de personas, viviendas, vehículos y bienes.

En Jimaní durante el 2004 copiosas lluvias repentinas causaron la crecida del río Blanco que arrastró una parte de la comunidad. Murieron centenares de dominicanos y haitianos.

En el 2007 la tormenta Noel destruyó puentes, viviendas, carreteras y otros bienes en San José de Ocoa.



PRESENTACION PARA SOCIALIZAR

Google+